Nostalgia de mujer

537552_216910141760902_281380267_n

Nada me queda ajeno a tu presencia
porque todo lo abarcas en tu límite
debajo del gozoso milagro de tu piel

Los ternísimos metales que te habitan
y tu sangre, erizada de amapolas me preguntan a gritos por el lobo
que duerme desesperado en el fondo de mis uñas
y por el duro arcángel que preside mi sueño sin fatiga.

Tus cabellos me preguntan sus luciérnagas
cuando a mi lado inalterable y quieta,
ves pasar a lo lejos una cuidad en busca de habitantes
y un lento cementerio que pregona sus muertos
y reclama un oscuro cascabel y un pedazo de luna
para encender sus fuegos fantasmales.

Y nada te responde sino la minuciosa espiga
en que grana mi afán por adorarte.
Sola en el tiempo, sola y desolada
sin estatua ni abeja ni agua levantándote,
sin nada que no sean tus jugos esenciales,
tu devorada almendra, tus espadas tenaces
y la apagada lámpara en que vives
desde que no eras tú ni me buscabas.

 

Pedro Geoffroy Rivas

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s